Propiedades

Boca y garganta: Alivia los síntomas de anginas, faringitis, laringitis, llagas bucales, muguete y abscesos dentales.

Vías respiratorias y auditivas:Sinusitis, bronquitis, neumonía, tuberculosis, otitis, y en los resfriados y gripes.

Estómago y colon: En pacientes con úlcera gástrica ayuda a combatir a la bacteria "Helicobacter Pylori", responsable de gran parte de las gastritis. Disminuye los síntomas en pacientes afectados por Diverticolitis, enfermedad de Crohn y diarrea de candidiasis intestinal.

Ginecología: Combate las cándidas (hongos), alivia llagas uterinas, inflamaciones vaginales y picazones que suelen responder muy bien a los lavados de propóleo diluido en agua.

Dermatología: Se utiliza el propóleo para el tratamiento de abscesos, psoriasis, sabañones, forúnculos, grietas, contra las micosis u hongos de la piel y uñas, verrugas y acné, en las ulceraciones irritativas de las manos, (llamadas comúnmente "alergia a detergentes de las amas de casa") se obtienen buenos resultados usando cremas a base Propóleo y Caléndula.
Ojos: para combatir la conjuntivitis.

ESTE PRODUCTO NO DEBE PONERSE NUNCA EN CONTACTO DIRECTO CON LOS OJOS.

Contraindicaciones

El propóleo puede causar reacciones alérgicas en ciertas personas tanto usado externamente como internamente.
Por ello se recomienda tomarlo al principio en pequeñas dosis y dejar de tomarlo en caso de experimentar reacciones negativas (urticaria, picor…).

Poner una gota en la piel y si no hay irritación poner otra gota debajo de la lengua. Y si tampoco hay irritación ya se puede empezar a tomar en pequeñas dosis.
En caso de asma bronquial empezar siempre el tratamiento progresivamente.

Efectividad por enfermedad.

Cualquier duda que pueda tener, haga su consulta a través de este mail:

consulta@bee-winner.com