Las abejas contra el asma

En Austria hay pocos apicultores que proporcionan dispositivos de inhalación, uno de las cuales se encuentran en Klosterneuburg. Aquí Roland Berger ha establecido un colmenar, donde se puede respirar el aire de una colmena. A través de un tubo con máscara de inhalación el aire pueda ser inhalado directamente de la colmena, un filtro asegura que no hay abejas en el tubo.

Inhalación del aire de la colmenaEl aire en la colmena está a 36 grados. En la colmena se han verificado más de 1.000 sustancias, pero aún no está claro que combinación de principios activos son los que más inciden en la cura terapéutica, dice Edmund Blab, médico, cirujano y pediatra. En la colmena hay aerosoles naturales que contienen, entre otros elementos aceites esenciales, flavonoides propóleo, miel, polen y cera de abejas. Estos ingredientes se emiten debido al calor en la colmena y por la ventilación, que producen las abejas con sus alas.
Complemento de la medicina convencional

Dependiendo de la gravedad de la enfermedad se necesitan entre 10 y 40 sesiones para tener éxito. El aire de la colmena no sólo se utiliza en el asma, sino también en las enfermedades alérgicas, dolores de cabeza y para el fortalecimiento del sistema inmunológico. Estas terapias deben ser supervisadas por un facultativo y son un complemento natural y sin contra indicaciones.

Enfermedades respiratorias (bronquitis, asma, crup)
Dolores de cabeza crónicos
Inmunodeficiencia
Rinitis crónica

El efecto positivo de la inhalación del aire de la colmena ayuda mucho, según los testimonios de los pacientes. Y es algo empírico (demostrable) según los terapeutas.

fuente: http://ecocolmena.com/

Sobre el autor

Deja un comentario

*